Inundaciones en Alcázar de San Juan

Fotografías de las inundaciones del 23 y 24 de mayo de 2007

En la prensa

Pequeña recopilación de artículos aparecidos en la prensa escrita nacional sobre las tormentas que asolaron La Mancha entre el 20 y el 25 de mayo de 2007 

La lluvia bloquea 10 trenes entre Madrid y Levante. EL PAÍS, 23-5-07
Las fuertes tormentas caídas en Castilla-La Mancha anegaron las vías en la provincia de Toledo
I. SALVADOR / Á. CORCUERA – Toledo / Madrid – 23/05/2007

Las fuertes tormentas caídas ayer en el centro de la Península obligaron a Renfe a interrumpir el servicio ferroviario entre Madrid, Valencia y Murcia. Los chubascos obligaron a parar una decena de trenes hacia las nueve menos cuarto de la noche debido a la acumulación de agua en 28 kilómetros de vía entre las estaciones de Huerta de Valdecarábanos y Tembleque (Toledo), que impedía el paso de los trenes, según el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). El incidente afectó a unas 1.000 personas, según Renfe.

Dos trenes con destino Madrid, uno de ellos procedente de Alicante, interrumpieron su viaje en la estación de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y otros dos quedaron parados en Albacete. Tres más fueron detenidos en los apeaderos toledanos de Villacañas, Villasequilla y Tembleque, según fuentes de Renfe. El temporal también afectó a otro convoy que se dirigía a Almería.

El incidente generó protestas en la estación madrileña de Atocha. Unas 300 personas se agolpaban frente a las oficinas de atención al cliente. Reclamaban alojamiento, autobuses alternativos para llegar a su destino y la devolución del importe del billete. Los viajeros aseguraron que Renfe se negó a atender sus peticiones al entender que la culpa era ajena a la empresa. 29 de ellos se quedaron a dormir en la estación. En total, según fuentes de Renfe, los afectados fueron cerca de 1.000.

Los que se encontraban en los trenes parados en la zona afectada por las lluvias fueron atendidos por el personal de la compañía, según Renfe, mientras se estudiaban los medios para trasladarlos a sus destinos o acomodarlos en algún sitio. Jaime Fraguas, viajero del Altaria que partió de Alicante a las 18.05 y que se detuvo en Alcázar de San Juan hacia las 20.30 aseguró que el personal del tren les garantizó que estaban buscando soluciones. “Nos han dicho que tenemos cuatro trenes por delante en el trayecto hacia Madrid y que las vías están bloqueadas. Dicen que están buscándonos una solución pero que el transporte por carretera es también prácticamente imposible”, relató Fraguas desde su tren.

Fuentes de la Junta de Castilla-La Mancha confirmaron a Efe que varias carreteras de comarca de La Mancha que confluyen en las provincias de Toledo, Ciudad Real, Albacete y Cuenca permanecían cerradas hacia las 22.00. Las localidades de Villarubia de los Ojos (Ciudad Real) y Madridejos (Toledo).

Personas desalojadas en Madridejos y cosechas destrozadas en varios pueblos por la tormenta. ABC, 23-5-2007
ABC, EFE. TOLEDO.
23-5-2007 09:00:17
Las dos tormentas caidas anoche sobre Madridejos provocó no sólo la caida de varias paredes y farolas y la inundación de sótanos y bajos, sino que obligó a la evacuación de varias personas mayores y otras decenas que esperaban ser atendidas de las cien llamadas de emergencia recibidas. Los servicios municipales, los bomberos de Villacañas y bombas extractoras cedidas por empresas ayudaron en las labores de auxilio en medio de las riadas en varias calles. La N-IV a su paso por la localidad tuvo que ser cortada.

Pero también Villacañas, Camuñas, Argés, Las Ventas con Peña Aguilera, Illescas, Los Yébenes, Orgaz o Villafranca de los Caballeros fueron algunos de los municipios de la provincia en los que las tormentas, además de inundar calles, casas y naves, han producido daños cuantiosos en el campo, por lo que técnicos de la Delegación de Agricultura están valorando las consecuencias. Algunos pueblos van a pedir la declaración de zona catastrófica.

La granizada y el fuerte viento que ayer azotó Madridejos ha tenido como consecuencia la pérdida del 100 por cien de la cosecha de vid y del 80 por ciento de cereal, balance que se puede hacer extensivo a las poblaciones vecinas de Camuñas o Villafranca, según fuentes de la Comunidad de Labradores.

Un portavoz de esta comunidad, José Villarreal, explicó a que en la reunión celebrada ayer, a petición de las cooperativas vinícolas de Madridejos «Santísimo Cristo del Prado» y «Nuestra Señora de Valdehierro», se acordó solicitar al Ayuntamiento que convoque una sesión de urgencia para que se declare zona catastrófica al término de Madridejos.

Según Villarreal, «los agricultores no podrán soportar económicamente los daños, ya que el precio de la uva deja muy pocos beneficios» y, además, hay pocos seguros hechos, motivo por el que «el agricultor se ha encontrado prácticamente desprotegido y en una situación ruinosa». El cultivo de hortalizas de Madridejos también ha quedado arrasado. La policía local no dejó de recibir llamadas, mientras Protección Civil y el personal del Ayuntamiento se afanaban en las zonas más afectadas del casco urbano.

«Ajofrín fue barrido»

En Ajofrín, la tormenta descargó granizo «como piedras del tamaño de un chupa-chus», que ha arruinado totalmente la cosecha de cereal y la mitad del olivar, además de dañar jardines, tejados, alcantarillado y alumbrado público, según el alcalde, Pedro Alguacil. «Ajofrín fue barrida por la tormenta, mientras que los daños han sido menores en pueblos limítrofes», subrayó el regidor.

Los bomberos del Consorcio tuvieron varias salidas por inundaciones en Illescas, Madridejos, Ugena y Villacañas, donde el pedrisco también ha dañado seriamente la vid, el cereal y el olivar. Los efectivos de Villacañas tuvieron que rescatar a dos personas que se habían quedado atrapadas en sus respectivos vehículos en la antigua carretera Madrid-Cádiz.

Mientras Mora se iba recuperando de la riada del domingo, en Los Yébenes el pedrisco ha causado graves daños en el cereal, el viñedo y los almendros. En Camuñas, la tromba de agua que cayó ayer durante dos horas inundó «medio pueblo», según los vecinos, y pudo provocar la muerte de un rebaño de ovejas en una finca.

Rosario de tormentas. EL PAÍS,  24-5-2007
Las fuertes lluvias arrasan miles de hectáreas de cultivos, afectan a Renfe y al tráfico por carretera y ocasionan un muerto en Pontevedra
EL PAÍS / AGENCIAS – Madrid – 24/05/2007

El “rosario de tormentas” -como lo ha llamado un portavoz del Instituto Nacional de Meteorología- que han vivido varias zonas de la Península en los últimos días siguió ayer afectando a las comunicaciones por tren y carretera, obligó al desalojo de vecinos en varias localidades y ocasionó daños en muchos cultivos, sobre todo en las comunidades de Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía, Comunidad Valenciana y Murcia.

El suceso más grave se registró la noche del martes en la localidad pontevedresa de Cotobade, donde una persona murió sepultada por un muro que se desprendió a causa de la tormenta. Las lluvias han sido especialmente severas en las provincias de Jaén, Ciudad Real, Albacete, Toledo, Madrid, Ávila y Segovia. Una de las localidades donde el agua alcanzó mayor altura, hasta tres metros, fue Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), donde las tormentas de los últimos días han causado importantes daños en los cultivos, sobre todo en la vid y algunos vecinos tuvieron que ser desalojados.

Según la organización agraria UPA, las tormentas caídas desde el fin de semana en Castilla y León han causado daños en más de 30.000 hectáreas de cultivos en esa comunidad. Más 3.500 hectáreas de viñedo de la Denominación de Origen (DO) Ribera de Duero han resultado dañadas, lo que podría mermar la cosecha de uva en 21 municipios de Valladolid y Burgos. También el vicepresidente primero de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, cuantificó los daños causados por la lluvia y el pedrisco en su comunidad en unas 60.000 hectáreas de cultivo.

El tráfico ferroviario también presentaba problemas. Unos 2.500 viajeros y 28 trenes se vieron afectados hasta medio día de ayer por la interrupción del tráfico ferroviario desde las ocho de la tarde del martes en el tramo entre Villasequilla y Tembleque (Toledo) de la línea que enlaza Madrid con Murcia, Comunidad Valenciana, Almería y Jaén, por inundación de las vías entre Madrid, por el embalsamiento de agua entre las estaciones de Villasequilla y Castillejo, en la provincia de Toledo y Andalucía oriental y el Mediterráneo. Renfe habilitó autocares y taxis para desplazar a los afectados a sus destinos y desvió trenes hasta Ciudad Real, donde los viajeros pudieron tomar el AVE, línea que no resultó afectada por las lluvias.

Renfe tuvo que interrumpir a las 17.30 el servicio en un segundo tramo de la red ferroviaria, el ubicado entre Alcázar de San Juan y Marañón (Ciudad Real), como consecuencia de las fuertes lluvias. La línea suspendida servía para unir la vía de Alta Velocidad de Ciudad Real con Alcázar de San Juan y, por tanto, para garantizar las conexiones de Madrid con la Comunidad Valenciana. Este segundo corte de vía afectó a unos 370 viajeros que en las horas de interrupción del servicio iban a viajar en trenes que circulaban por la línea afectada.

Por otra parte, diversas carreteras de la red principal y secundaria de las provincias de Ciudad Real y Toledo presentaban problemas de circulación ayer por la tarde como consecuencia de las lluvias, según datos de la Dirección General de Tráfico. Así, se encontraban cortadas al tráfico la TO-3182V a su paso por Camuñas (Toledo) y la CM-3158 en Quero (Toledo). También estaba cortada la A-30 en Cieza (Murcia) por un accidente. En la red principal presentaban circulación lenta la N-420 en Alcázar de San Juan y en Campo de Criptana y la N-310 en Argamasilla de Alba en Ciudad Real, por lluvias; la N-634 en Mondoñedo (Lugo) por lluvias; y la N-122 en Fresnillo de las Dueñas (Burgos), por desprendimientos.

En Madrid se registraron 135 accidentes de tráfico durante la mañana de ayer debido al mal tiempo y a las intensas lluvias, con 70 kilómetros de retenciones en los accesos a la capital.

Unos 130 vecinos tuvieron que ser desalojados en los municipios de La Puerta de Segura y Puente de Génave (Jaén) al desbordarse el río Guadalimar tras la tromba de agua que cayó la noche del martes, informa Ginés Donaire. Viviendas inundadas, infraestructuras destrozadas y una docena de carreteras locales cortadas por desprendimientos y acumulación de lodos fueron el resultado de la riada.

La tromba de agua afectó a varios pueblos de la comarca jienense de la Sierra de Segura, pero fue especialmente virulenta en La Puerta de Segura, donde hubo que realojar en hoteles y en un polideportivo municipal a un centenar de personas de una zona residencial próxima al río Guadalimar. En Puente de Génave fueron unas 30 personas las que tuvieron que abandonar sus casas anegadas por el agua en las calles Pizarro y La Ramblilla.

El conductor de una motocicleta sufrió ayer heridas graves al caerle una losa de hormigón durante una tromba de agua y granizo caída en Sevilla. El accidente y el aguacero causaron intensas retenciones de tráfico y colisiones. En la capital andaluza y en poblaciones como Dos Hermanas o Las Cabezas de San Juan se registraron hasta 109 incidencias por inundaciones de garajes y sótanos.

La Junta de Andalucía anunció, a través de su consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, la puesta en marcha de una orden para conceder ayudas de emergencia destinadas a la reparación de viviendas e infraestructuras municipales.

La borrasca seguirá hoy sobre España, para dirigirse mañana hacia el norte del Mediterráneo y sur de Francia. Las tormentas se concentrarán en el centro peninsular, afectando sobre todo a Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla y León, Andalucía occidental y Extremadura. Protección Civil retiró las alertas por lluvias intensas y vientos en las dos comunidades que estaban advertidas, Madrid y Castilla-La Mancha.

En mayo, aguas mil. EL MUNDO, 24-5-2007
Las tormentas dejan un muerto, un herido grave, cuantiosos daños materiales e inundaciones en numerosas vías férreas

MARISA RECUERO

MADRID.- Las fuertes tormentas de lluvia y granizo caídas en las últimas horas en la Península no sólo han provocado importantes daños materiales y arrasado miles de hectáreas de cultivo, sino que han ocasionado la muerte de una persona y que otra resultara gravemente herida.

En San Xurxo de Sacos, en el municipio pontevedrés de Cotobade, un hombre falleció sepultado al caerse un muro de unos 8,5 metros de altura. Mejor suerte corrió, sin embargo, un motociclista que resultó gravemente herido en Sevilla al desprenderse una losa de hormigón en una rotonda de las inmediaciones del Parque Alcosa, en la A-4, informa Efe.

Mientras, las organizaciones agrarias y las administraciones públicas han comenzado a evaluar los desperfectos y algunos gobiernos regionales han anunciado ya la aprobación de ayudas económicas de emergencia para paliar los daños.

Pero, sin duda, el más afectado por las tormentas, que continuarán hasta mañana y que han sido especialmente severas en las provincias de Jaén, Ciudad Real, Albacete, Toledo, Madrid, Avila y Segovia, ha sido el servicio ferroviario.

Pese al plan alternativo que Renfe puso en marcha tras las inundaciones del pasado martes, Madrid, Valencia, Alicante, Murcia, Jaén y Almería volvieron a ser ayer las ciudades más perjudicadas. Un total de 5.000 viajeros y 55 trenes se vieron afectados por las fuertes lluvias, según el balance facilitado por Renfe.

A las 17.30 horas de ayer, un segundo tramo de vía fue interrumpido, el comprendido entre Alcázar de San Juan y Marañón, en Ciudad Real. Precisamente, el tramo clave en el plan alternativo que Renfe puso en funcionamiento para atender a las personas que viajaban a la zona de Levante y al sureste andaluz. La empresa unió la vía de alta velocidad de Ciudad Real con Alcázar de San Juan y las conexiones de Madrid con la Comunidad Valenciana.

A última hora de la tarde, aún seguía suspendido un tramo de 10 kilómetros entre Villasequilla y Huerta de Valdecarábanos, en Toledo. Según informó Adif, 200 técnicos esperaban para intervenir cuando bajase el nivel del agua. A lo largo del día, Renfe desplazó a los viajeros con origen o destino a Valencia y Alicante por la vía de alta velocidad, en trenes de Alaris y Altaria.

Después de una larga espera, 190 viajeros que aguardaban en la estación de Ciudad Real fueron llevados por carretera a Valencia y Alicante, al igual que otras 191 personas que esperaban en Albacete pudieron, finalmente, llegar a Madrid.

Evacuaciones en tractor en Villarrubia de los Ojos. EL MUNDO, 24-5-2007

CIUDAD REAL.- Decenas de vecinos de la localidad de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) fueron evacuados ayer de sus casas por las inundaciones causadas por una tormenta de granizo y lluvia. Un grupo de personas organizado con tractores desalojó a los vecinos cuyas casas se habían inundado, entre ellos a algunas ancianas que no podían valerse por sí mismas.

La localidad quedó anegada por la lluvia, que entró en casi todas las casas y llegó a cubrir prácticamente por completo los coches en la parte baja del municipio. El alcalde cifró en unos 12 millones de euros los daños causados.

Además de Villarrubia de los Ojos, el agua inundó también garajes y viviendas, y provocó la caída de paredes y árboles en distintas poblaciones como Madridejos, Camuñas y Villacañas, en la provincia de Toledo, y en otras de la provincia de Ciudad Real, como Alcázar de San Juan, Tomelloso o Puerto Lápice.

La Delegación de la Junta de Castilla La Mancha en Toledo explicó que prevé la concesión de ayudas, aunque todavía se están cuantificando los daños materiales.

La zona más afectada por las lluvias en Castilla-La Mancha empieza a recuperar la normalidad. ABC, 24-5-2007
Agencias/Ciudad Real
24-5-2007 18:53:34

El presidente de Castilla-La Mancha ha visitado los municipios afectados por el temporalEl nivel del agua que desde anoche anegó barrios enteros de la localidad manchega de Alcázar de San Juan ha bajado un metro de altura, por lo que algunas de las quinientas personas evacuadas están empezando a regresar a sus casas.

Según dijo a EFE el concejal de Seguridad Ciudadana de esta localidad, de más de 30.000 habitantes, la situación esta tarde era “bastante mejor” que a primera hora de la mañana cuando el nivel del agua alcanzó en algunos puntos metro y medio provocando destrozos en viviendas, instalaciones educativas, deportivas e infraestructura urbana.

El dique de contención que de forma natural conforman las vías del tren de la localidad, “nos ha salvado”, dijo el edil, al retener más de un millón de metros cúbicos de agua procedentes de los cerros de la vecina localidad de Campo de Criptana, que también ha resultado afectada por las lluvias y por el pedrisco.

Aunque hay algunas calles todavía intransitables, como el tramo comprendido entre el monumento a la Constitución, en la plaza del mismo nombre, y la calle Hermanos Laguna, la situación “ha mejorado bastante”, sobre todo en la calle de La Paz, dijo concejal de Seguridad, que se manifestó “moderadamente optimista” respecto a lo que pueda ocurrir.

Y ello, porque, explicó, aunque puede llover esta tarde la previsión es que no sea con fuerza, mientras que ayer cayeron en veinte horas unos doscientos litros por metro cuadrado, más de lo que llovió en todo el 2005.

Se calcula que entre 1.500 y 2.000 viviendas están afectadas en mayor o menor grado por el agua, además de colegios, institutos e instalaciones deportivas, así como infraestructura viaria y equipamiento urbano, al margen de los destrozos en la agricultura, que son generalizados en numerosos municipios de las provincias de Ciudad Real y Toledo.

Sigue sin haber servicio de trenes en Alcázar y se recomienda acceder o salir del pueblo por la carretera de Campo de Criptana.

Ayudas urgentes

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, anunció hoy que el Consejo de Ministros aprobará mañana un Real Decreto para paliar situaciones de emergencia y de zonas catastróficas en los municipios afectados por las inundaciones.

Barreda, que hoy suspendió los actos públicos previstos en la campaña electoral, señaló que ha estado en contacto permanente con el Gobierno de España, tanto con el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, como con la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, que se han interesado por la situación, informó la Junta en nota de prensa.

El presidente hizo este anuncio mientras visitaba Alcázar de San Juan y Campo de Criptana, en Ciudad Real, donde se reunió con los alcaldes de estos municipios, José Fernando Sánchez-Bódalo y Santiago Lucas-Torres, respectivamente; el delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, y los responsables de los operativos que están atendiendo a la población afectada.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, Barreda explicó que esta no es la típica tormenta de primavera, sino “un fenómeno atmosférico extraordinario: una borrasca procedente del Norte de Africa y que lleva varios días estabilizada sobre Castilla-La Mancha. De ahí que sus efectos estén siendo devastadores”.

Con el fin de ilustrar estas manifestaciones, el presidente mostró una fotografía de satélite en la que se puede apreciar una gran mancha roja que simboliza las nubes que se han estancado sobre la comarca de La Mancha.

En este sentido, el alcalde de Campo de Criptana, Santiago Lucas-Torres, agradeció la visita del presidente a la localidad y le comentó que el Pleno municipal ha acordado solicitar la declaración de zona catastrófica para el municipio. Le solicitó, asimismo, que la Administración regional pueda prestar técnicos para la valoración de los daños.

El primer edil alcazareño, José Fernando Sánchez-Bódalo, aseguró que en su ciudad estos daños son la consecuencia de una riada de veinte kilómetros de longitud, desde su inicio hasta la desembocadura de los ríos Záncara y Gigþela. Sánchez-Bódalo expuso que en 24 horas se ha recogido más agua que en todo el año 2005.

Consejo de Gobierno

Asimismo, José María Barreda determinó que el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha se reunirá mañana con carácter urgente y extraordinario para evaluar los daños ocasionados por el temporal y hacer una primera cuantificación de los mismos.

Por el momento, en lo que respecta a la agricultura se calcula que hay afectadas hasta 136. 000 hectáreas de viñedo, en diferente grado, y 385. 000 de cultivos herbáceos en diversas localidades de las provincias de Ciudad Real, Toledo y Cuenca. Además hay daños innumerables en infraestructura urbana.

La lluvia daña 400.000 hectáreas de cultivo en Castilla-La Mancha. EL PAÍS, 25-5-2007
El Consejo de Ministros aprobará hoy ayudas de emergencia para los afectados por el temporal
EL PAÍS / AGENCIAS – Madrid – 25/05/2007

En sólo 20 horas llovió más que en todo 2005 en Castilla-La Mancha, la comunidad más afectada por el temporal de lluvia. La peor parte se la llevó Alcázar de San Juan (Ciudad Real), con 450 evacuados y un dique que amenazó con desbordarse. Renfe tuvo que suspender el servicio entre Madrid, Comunidad Valenciana y Murcia durante horas. En el campo, la tromba ha causado “la mayor tragedia de la historia de Castilla-La Mancha”, según la asociación agraria Asaja.

No es normal que llueva como llovió ayer en Alcázar San Juan (Ciudad Real) donde cayeron cerca de 240 litros por metro cuadrado. Según Ángel Revilla, portavoz del Instituto Nacional de Meteorología, se trata de una tormenta “estacionaria” poco frecuente en España, aunque “bastante frecuente en Estados Unidos”.

El temporal causó estragos especialmente en Castilla-La Mancha, pero también en Castilla y León, Extremadura y Andalucía. Renfe consiguió restablecer a última hora de ayer el servicio que une Madrid, Albacete, Comunidad Valenciana y Murcia, después de que la circulación hubiese permanecido interrumpida debido al temporal y tras haber ofrecido a sus clientes la devolución del dinero de sus billetes. Durante casi todo el día la ruta alternativa que había previsto Renfe, utilizando el eje Madrid-Ciudad Real por la vía de alta velocidad, para unir la capital con el Mediterráneo no pudo ser utilizada debido a la tromba. La lluvia obligó además a cortar carreteras, especialmente en Toledo.

El presidente castellano-manchego, José María Barreda, estimó en más de 400.000 las hectáreas afectadas: 135.000 de viñedo y 284.000 de cultivos herbáceos, en localidades de Ciudad Real, Toledo y Cuenca, informa Isabel Salvador. “Parece que tenemos una maldición bíblica. Nuestro problema habitual es la falta de agua, pero ahora hemos tenido la desgracia de que ha llovido mucho y mal”, declaró. Barreda hizo ayer un parón en la campaña electoral para visitar Alcázar de San Juan y evaluar los daños. Tras hablar con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, anunció que el Consejo de Ministros aprobaría hoy un real decreto de ayudas de emergencia para paliar los daños.

“Es la mayor tragedia del campo de Castilla- La Mancha”, declaró la organización agraria Asaja (Asociación de Jóvenes Agricultores). “Por donde ha pasado la nube ha arrasado”. La asociación agraria calcula que las pérdidas pueden ascender a 160 millones de euros, sólo en Castilla la Mancha.

En Castilla y León quedaron arrasadas hasta 14.000 hectáreas de maíz, remolacha y cereales en Zamora, y 4.000 de vino en Toro. En Burgos, el granizo arrasó 3.500 hectáreas de viñedo de la denominación de origen Ribera de Duero.

En Badajoz, hay cerca de 130 hectáreas dañadas, la mayoría de melocotón, peral y ciruelo. En Jaén, las trombas de agua y el desbordamiento de los ríos perjudicaron seriamente el 80% del olivar en Sierra de Segura y Sierra Mágina. En Sevilla, el pedrisco causó daños graves en los cultivos de patata, melocotón, cítricos y hortalizas y en Alicante las lluvias han provocado la pérdida de un 95% de la producción de cerezas.

El Instituto Nacional de Meteorología prevé que las lluvias pierdan intensidad en Castilla-La Mancha y que la inestabilidad se desplace al tercio norte peninsular, donde se esperan tormentas localmente fuertes, especialmente en Castilla y León y Galicia.

Miedo a cántaros en Alcázar de San Juan. EL PAÍS, 25-5-2007
El temporal obliga a desalojar a 500 vecinos del municipio de Ciudad Real – Las lluvias caídas en 24 horas dejaron tanta agua como las de todo un año
LLORENÇ MARTÍNEZ – Alcázar de San Juan – 25/05/2007

Los agricultores de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) acostumbran a mirar al cielo con la esperanza de que caigan cuatro gotas que alivien la sed de sus campos. Porque en esta localidad de 30.000 habitantes, situada en el corazón de La Mancha, suele llover muy poco. El temporal de los últimos dos días, sin embargo, ha llegado a descargar 240 litros de agua por metro cuadrado en sólo 60 minutos. En 24 horas llovió más que en todo un año. Lo nunca visto en Alcázar.

“¡Venid deprisa, que me voy a ahogar!”, pidió por teléfono una mujer a su nieta
Cuando el diluvió cesó, ayer por la tarde, las avenidas más céntricas del municipio todavía se asemejaban al cauce de un río. Cualquiera que viese las plantaciones de vid de las afueras, muchas de ellas completamente inundadas, podría pensar que se hallaba ante los arrozales del delta del Ebro. Pero lo peor se vivió en los hogares de los cinco barrios más bajos de la población, donde se llegó a desalojar a 500 vecinos entre la noche del martes y la madrugada de ayer. A media tarde sólo 50 de ellos permanecían fuera de casa, acogidos en el centro de discapacitados Frida Kahlo. Las viviendas afectadas alcanzan el millar y medio.

La alerta saltó cuando la virulencia del aguacero comenzó a desbordar los desagües naturales de la zona. El agua descendía desde la vecina localidad de Campo de Criptana y el arroyo que discurre junto al casco urbano apenas podía absorber toda la corriente, que rompió en dirección a las avenidas de la Paz y del Porvenir. Los barrios de la Paz, el Porvenir, Hermanos Laguna y el polígono Santa María comenzaron a cubrirse de un líquido rojizo. Ayer por la mañana, una balsa de un millón de metros cúbicos, según cálculos de los bomberos, se acumulaba en la vía del tren, que actuaba de barrera frente al paso del agua. La noche anterior se temió que la rotura de un dique precipitara la riada contra la población, aunque los técnicos concluyeron que no había tal riesgo.

Pasado el peligro, los vecinos del barrio del Porvenir se esforzaban por achicar el agua que inundaba sus viviendas. Las calles estaban rodeadas de diques improvisados a base de piedras. En los portales se amontonaban armarios, cochecitos de bebé, electrodomésticos y todo aquello que se había podido salvar del desastre. “Es imposible describir cómo está la casa. Hay que verla”, decía Francisco Javier Merino, mientras invitaba a los curiosos a entrar al domicilio. Allí vive sola la abuela de su esposa, Videla Rubio, de 75 años, que estaba en la cocina cuando vio aterrada que el agua comenzaba a colarse dentro de la casa. Su nieta la llamó y escuchó el grito de socorro de Videla: “¡Venid deprisa, que me voy a ahogar!”. Francisco Javier cogió el coche y trató de llegar a la casa a toda prisa. Misión imposible: la calle parecía una piscina y el vehículo comenzó a flotar sin rumbo, hasta que se quedó parado. Al final, los bomberos lograron rescatar a Videla que ayer, aún con el susto en el cuerpo, no se lamentaba sólo por los bienes perdidos. “No sé si podré ir a votar el domingo”. Le habían dicho que el colegio donde está su urna también está inundado.

A 50 metros de allí se halla el domicilio de Leonor, que en plena tormenta estaba en casa con Álvaro, su hijo de cinco años. Su marido, Armando, había salido de viaje a Granada. Como la noche anterior no pudieron pegar ojo por culpa de los truenos, el martes se echaron a dormir la siesta. Leonor despertó y puso el pie sobre un gran charco. Miró por la ventana y vio que era imposible salir, por lo que decidió subir al piso de arriba con el niño para estar a salvo. Armando, que había recibido el aviso, regresó a Alcázar y sirviéndose del camión de un amigo, rescató a su familia haciéndoles saltar desde el tejado. “Fue terrible, pero el niño lo ha vivido como si fuese una aventura”.

El sol asomó por la tarde. Los accesos por carretera se reabrieron y los vecinos volvieron a pasear por las calles. Algunos miraban de reojo al cielo para comprobar, reconfortados, que no había rastro de nubes.

Más de 500 vecinos de Alcázar de San Juan desalojados de sus casas por el fuerte tempora. EL MUNDO, 25-5-2007
El presidente de la Junta de Castilla-La Mancha afirma que el agua caída en el municipio manchego en menos de 24 horas supera las precipitaciones registradas en esta localidad durante todo 2005

NOEMI FERNANDEZ-PACHECO. Corresponsal

CIUDAD REAL.- Pocos vecinos de la localidad manchega de Alcázar de San Juan recordaban una noche y una mañana tan lluviosas como las del miércoles y ayer. Hasta 240 litros por metro cuadrado llegaron a caer en menos de 24 horas en este municipio, casi dos tercios de la pluviometría que suele recogerse en esta población en un año normal.

Más de 500 personas de los barrios situados en la zona baja de la localidad -La Paz, Hermanos Laguna, Porvenir y Ciudad Jardín- tuvieron que ser desalojadas de sus casas ante el riesgo de rotura de un dique, y más de 1.500 edificios sufrieron las consecuencias de las inundaciones, según el alcalde alcazareño, José Fernando Sánchez- Bódalo.

Los vecinos que tuvieron que abandonar sus domicilios se refugiaron en diversos colegios de la ciudad y en varios complejos hoteleros donde les proporcionaron alimentos y medios para pasar la noche.

«Lo que ha ocurrido no es una tormenta de primavera. Es una borrasca que se ha estabilizado sobre Castilla-La Mancha y va a descargar mucho», comentaba el presidente de la Junta, José María Barreda, después de visitar Alcázar de San Juan.

El candidato socialista a revalidar la Presidencia de esta comunidad decidió suspender sus actos de campaña para conocer de primera mano los daños causados por el temporal.

Barreda llegó incluso a afirmar que esos 240 litros (él habló de 180) por metro cuadrado que cambiaron por completo la estampa del municipio manchego «superaban el agua caída durante todo el año 2005». Demasiada agua para una tierra acostumbrada a pasar sed. «Esto es un espejismo», expresaba el presidente manchego, informa Efe.

Durante la campaña electoral que está a punto de terminar, Barreda no se ha cansado de proclamar que no está dispuesto a que se continúe con «la explotación del Tajo». El presidente manchego ha insistido en numerosas ocasiones en que a Castilla-La Mancha no le sobra el agua, y que los agricultores de esta comunidad la necesitan tanto como los de la Comunidad Valenciana y Murcia.

Ahora ha llovido, pero «mucho y mal. Parece que tenemos una maldición bíblica», comentaba resignado Barreda, quien anunció que el Consejo de Ministros aprobará previsiblemente hoy un Real Decreto con ayudas para los municipios afectados.

Pero, sin duda, el campo ha sido el principal perjudicado de unas lluvias caídas a destiempo. El balance provisional que hizo ayer la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha cifra en más de 385.000 las hectáreas de cultivos herbáceos dañadas y en más de 136.000 las de viñedos. Unas pérdidas no inferiores a los 300 millones de euros, según la asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja).

Mejores noticias tenía Renfe ayer para sus viajeros. La Comunidad Valenciana y Murcia volvían a estar comunicadas por tren con el resto del país, después de que el servicio ferroviario entre estas regiones se reanudara tras más de un día interrumpido por las fuertes lluvias, informa Marisa Recuero.

La tormenta manchega fue un «poco frecuente» mesociclón. EL MUNDO, 25-5-2007
OLGA R. SANMARTIN

MADRID.- En Alcázar de San Juan (Ciudad Real) la gente miraba al cielo y se encogía de hombros asombrada. Como en otros lugares de España, el agua caía y caía a gran velocidad, inundando garajes y devastando los cultivos. Lo diferente, esta vez, era que la tormenta se ensañaba obsesivamente con el mismo lugar, sin moverse, y descargaba contra él toda su fuerza sin parar. Durante horas no se desplazó ni hacia un lado ni hacia otro, en un fenómeno que los meteorólogos consideran «muy especial», «poco frecuente» y «un poco anómalo».

En realidad, lo que los vecinos manchegos presenciaron el miércoles fue lo que se conoce con el nombre de supercélula o mesociclón, un tipo de tormenta muy singular que engulle la energía que produce transformándose en una centrifugadora gigante que funciona, estática y a gran potencia, más tiempo de lo habitual.

Este fenómeno se caracteriza por su elevada intensidad de precipitación y por un movimiento anómalo en relación con el resto de las tormentas que se desarrollan en las proximidades. Es una rareza en España -no así en EEUU- porque, para que se produzca, tienen que confluir varios factores y darse en la zona unas condiciones muy determinadas.

«Normalmente las tormentas se mueven por la fuerza del viento. La supercélula tiene su propio movimiento de rotación interno que la lleva a quedarse fija en un sitio», explica Angel Rivera, portavoz del Instituto Nacional de Meteorología, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente.

«En vez de llover en una zona durante 15 minutos y luego desplazarse la tormenta un poco más allá, se quedó en el mismo punto durante tres, cuatro y hasta cinco horas», añade.

Hasta 240 litros

En ocasiones, algunos mesociclones, cuando se colapsan, llegan a generar tornados. Casi siempre producen imágenes espectacularmente bellas y un tanto apocalípticas.

El resultado de este fenómeno es bastante claro: inundaciones en tiempo récord. El Instituto de Meteorología ha contabilizado en algunos puntos de Alcázar de San Juan 200 y hasta 240 litros por metro cuadrado. «Una barbaridad», considera Rivera.

No parecen haberse batido récords, sin embargo, salvo por lo que se ha recogido debajo del mesociclón. En otras zonas de España se han registrado, como mucho, 80 litros por metro cuadrado.

¿El cambio climático está detrás de esta tormenta extraña? «No veo relación», opina el meteorólogo. «Las supercélulas han existido siempre y las tormentas en mayo y en junio son algo habitual, más aún que en abril, en contra de lo que dice el refranero. Éste es un mes normal; lo que pasa es que con la sequía ya nos hemos acostumbrado a que no llueva».

Según la previsión, la borrasca se irá desplazando hoy hacia el noroeste de la Península y entre esta tarde y mañana el tiempo cambiará y dejará de llover. Eso sí, hará más frío.

El Gobierno aprueba ayudas urgentes para los afectados por el temporal. ABC, 25-5-2007
EFE/Madrid
25-5-2007 20:20:40
El Consejo de Ministros aprobó hoy un conjunto de ayudas para paliar los efectos del temporal de lluvias y acordó que hoy mismo se proceda de manera urgente a la evaluación de los daños a través de la Dirección General de Protección Civil, las comunidades autónomas y los ayuntamientos afectados.

Las ayudas aprobadas hoy irán destinadas a las seis comunidades -Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Murcia, Madrid y Extremadura- afectadas por las tormentas de lluvia, granizo y viento de los últimos días.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció al término del Consejo de Ministros que el Ejecutivo había decidido el procedimiento de urgencia “en lo que respecta a la evaluación, el pago, y la entrega de la ayuda de forma que llegue de la manera más inmediata a los afectados”.

Recordó que el próximo lunes José Luis Rodríguez Zapatero visitará Alcázar de San Juan y los municipios más afectados y recalcó que su “compromiso” con los ciudadanos “queda absolutamente acreditado en el conjunto de medidas que con gran eficacia y con toda urgencia el Gobierno ha adoptado hoy para que cuanto antes les llegue a los afectados”.

Fernández de la Vega respondió a las declaraciones del líder de la oposición, Mariano Rajoy, en las que pidió al Gobierno que “dé la cara” y visite la zona afectada, recalcando que Zapatero es “especialmente respetuoso” con los procedimientos electorales.

“El presidente sabe, y el Gobierno sabe, que la situación de peligro ha pasado y es por eso por lo que ha decidido posponer su visita a que pase la cita electoral” del 27 de Mayo, continuó la vicepresidenta quien recordó que tanto Protección Civil como el delegado del Gobierno han visitado la zona.

Aseguró que hasta que no se evalúen los daños en la agricultura, las viviendas, los enseres y los comercios, no se podrá cuantificar el importe total de las ayudas, aunque dijo que “lo más importante es que les lleguen rápidamente a los ciudadanos”.

El acuerdo aprobado hoy por el Consejo de Ministros establece que el Ministerio del Interior, en colaboración con los delegados del Gobierno, las autonomías y el Consorcio de Compensación de Seguros, valorará los daños y tramitará los procedimientos administrativos de pago con la máxima urgencia posible.

Las ayudas se regirán por un real decreto que fue reformado por el Gobierno el pasado 13 de abril, para ampliar el abanico de personas susceptibles de recibir ayudas por daños personales y materiales.

La nueva norma prevé la concesión de las siguientes ayudas: -Por muerte o incapacidad absoluta y permanente: 18.000 euros.

-Por destrucción total de vivienda: 15.120 euros.

-Por daños en la estructura de la vivienda: 10.320 euros.

-Por daños no estructurales en vivienda: 5.160 euros.

-Por daños en enseres: 2.580 euros.

-Por daños en elementos comunes de una comunidad de propietarios: 8.000 euros.

-Por daños en establecimientos mercantiles: 8.000 euros.

Cientos de voluntarios se volcaron en las tareas de achique y evacuación. ABC, 25-5-2007

AlCÁZAR DE SAN JUAN. El alcalde de Alcázar, José Fernando Sánchez Bódalo, calificó la riada, de más de 20 kilómetros de longitud desde su origen hasta su desembocadura en los ríos Záncara y Cigüela, de «impresionante». El Ayuntamiento de Campo de Criptana celebró ayer un pleno extraordinario para solicitar la declaración de zona catastrófica, después de que el granizo ocasionara el derrumbe de paredes y tejados y grandes riadas e inundaciones por las lluvias. El primer edil, Santiago Lucas-Torres, solicitó a Barreda que les envíe técnicos para cuantificar los daños en unos momentos en los que toda la comarca busca ayuda al ver cómo en unas pocas horas han perdido sus casas y sus cosechas.

Se pudo hacer frente a la catástrofe natural gracias a la intervención conjunta de la Policía Local, Nacional, Guardia Civil, Protección Civil, Bomberos, Cruz Roja y cientos de voluntarios, entre los que se encontraban los alumnos de los institutos que no tuvieron clase por culpa de la inundación, quienes colaboraron en las tareas de evacuación y de achique de agua. A los recursos municipales se sumaron a lo largo del día otros procedentes de la Comunidad Autónoma y de otras regiones vecinas como Madrid.

El talud del ferrocarril salva a Alcázar de San Juan de una riada. ABC, 25-5-2007
PILAR ATIENZA

ALCÁZAR DE SAN JUAN. Una borrasca procedente de África descargó torrencialmente sobre el centro de La Mancha. Con especial virulencia se cebó con Alcázar de San Juan (Ciudad Real). El balance de la tromba de agua resultó descorazonador: entre 1.500 y 2.000 viviendas desalojadas y numerosas infraestructuras públicas quedaron en estado ruinoso por culpa de la riada que provocó la intensa lluvia.

Los barrios del sur de Alcázar, donde se registraron 220 litros de agua por metro cuadrado acumulados en 20 horas, tuvieron que ser evacuados. Se temía que el dique de contención que crea de forma natural la vía del tren de la línea Madrid-Andalucía en la zona de San Isidro se viniera abajo por la presión de una enorme balsa, con más de un millón de metros cúbicos de agua procedentes de la vecina localidad de Campo de Criptana, en la que la lluvia y especialmente el granizo fueron muy virulentos.

El riesgo de derrumbe de este dique improvisado era alto porque las precipitaciones no cesaban, la tierra no era capaz de absorber más agua y los canales naturales de evacuación estaban desbordados en más de 15 metros desde el día anterior.

Una tregua

Sin embargo, ayer por la tarde la lluvia ofreció una tregua y fue cuando los vecinos de los barrios afectados comenzaron a achicar el agua de sus casas, que en muchos casos alcanzó más de un metro de altura, y a evaluar las pérdidas.

La tristeza y la desolación eran los sentimientos comunes de todos ellos al ver sus casas llenas de agua y sus enseres destrozados. «¡Esto es para echarse a llorar!», lamentaban. Alguno culpó de la situación a los políticos «por dejar construir en el cauce de un arroyo. Al agua no se le puede engañar, y cuando pasan cosas así, sigue su curso natural». Otros se mostraron esperanzados con las ayudas administrativas que les puedan llegar, aunque todos ellos albergaban el temor de que volviera a llover. Camiones y excavadoras construyeron diques de tierra en las calles más inundadas para provocar el estancamiento del agua y su desalojo hacia el campo. Por la mañana, todavía permanecían en los edificios habilitados para ello alrededor de 500 personas que habían sido evacuadas de sus viviendas, bien por riesgo de inundación o porque esa situación ya se había producido.

Las lluvias destrozan 600.000 hectáreas de cultivos. ABC, 25-5-2007
MADRID.
25-5-2007 11:56:11
Las lluvias torrenciales, en muchos casos acompañadas de pedrisco y rayos (7.200 se contabilizaron ayer), han paralizado medio país. Lo peor es que todas las previsiones apuntan a que las nubes seguirán descargando con violencia en las próximas horas.

Las consecuencias empiezan a adquirir dimensiones catastróficas. Al colapso ferroviario -más de 5.000 pasajeros de Renfe afectados y el Levante español incomunicado hasta las diez de la noche de ayer-, se une el desastre sufrido en la agricultura y los cuantiosos daños materiales producidos en numerosas poblaciones castellano-manchegas.

Y, en medio de todo este desbarajuste causado por el temporal, brillaron por su ausencia las figuras de las ministras de Fomento, Magdalena Álvarez, y Agricultura, Elena Espinosa. La primera prefirió asistir a una fiesta de fin de campaña en Málaga y la segunda se encontraba en Almería cumpliendo también tareas electorales.

En la cuestión agrícola, y sólo por lo que corresponde a Castilla-La Mancha, se ha visto afectada en distinta intensidad en 136.000 hectáreas de viñedo y más de 384.000 de cultivos herbáceos, unas 620.000 en total. Las pérdidas para los agricultores podrían superar, según las primeras estimaciones, los 200 millones de euros.

El Gobierno reacciona

Consciente de la mala imagen que estaban dejando las responsables de Agricultura y Fomento, el Gobierno ha anunciado que hoy aprobará en el Consejo de Ministros un decreto ley para paliar situaciones de emergencia y naturaleza catastrófica en Castilla-La Mancha, según comunicó la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega. En la misma línea, y como cierre de campaña, José Luis Rodríguez Zapatero tiene previsto acercarse esta tarde a Alcázar de San Juan, la localidad que peor suerte ha corrido estos días. Rajoy acudirá hoy también a la zona.

En el aspecto del transporte, la persistencia de las fuertes lluvias provocó la interrupción del servicio ferroviario entre Madrid, Albacete, Valencia, Alicante y Murcia. Todo el Levante, incomunicado, aunque sobre las diez la noche se restableciera la comunicación con la Comunidad Valenciana.Renfe calcula que sólo ayer se vieron afectados 55 trenes y más de 5.000 pasajeros. De éstos, 3.600 utilizaron medios alternativos de desplazamientos y el resto prefirió devolver el billete o cambiar la fecha.

El tremendo aguacero -lo caído en estos días en La Mancha equivale al total de la lluvia recibida en 2006- provocó la inundación de las vías entre el río Záncara y Criptana en Ciudad Real. La interrupción en este punto se suma a las que ya había desde el martes entre Villasequilla y Valdecarábanos (Toledo) y desde ayer entre Marañón y Alcázar (Ciudad Real). Asimismo, ha debido organizarse un plan alternativo para conectar Almería y Jaén con Madrid, transbordando pasajeros a trenes de vía convencional.

La red viaria también está sufriendo importantes cortes y complicaciones en las carreteras cercanas a Alcázar. Varias vías secundarias se encuentran impracticables en Camuñas, Quero y Quintanar de la Orden en Toledo. En Villacañas y Villafranca de los Caballeros hay asimismo muchas dificultades.

Los que no defraudaron a sus convecinos -miles de los cuales han tenido que ser evacuados de sus pueblos y casas- fueron los candidatos a la Junta. Tanto María Dolores de Cospedal (PP) como José María Barreda (PSOE) se calzaron las botas de agua y se colocaron los chubasqueros para estar cerca de los que están sufriendo la desgracia y que llevan horas luchando contra el agua y el barro, intentando salvar los últimos enseres de sus hogares. Afortunadamente, en ningún caso han tenido que lamentarse pérdidas humanas.

Pero el diluvio no sólo ha afectado a los castellanomanchegos. En Madrid se registraron más de 70 kilómetros de retenciones y 234 accidentes de tráfico, veinte veces más que en un día normal. En Andalucía, en algunos pueblos jienenses se desalojaron a casi 200 vecinos que vieron como sus viviendas desaparecían bajo el agua. La Puebla de Segura y Puente Génave han aprobado solicitar ser consideradas como zonas catastróficas.

El Gobierno aprueba medidas de urgencia sin cuantificar por las últimas inundaciones. EL PAÍS, 26-5-2007
La Junta de Castilla-La Mancha destinará un fondo de 300 millones que podría ampliarse
I. SALVADOR / AGENCIAS – Toledo / Madrid – 26/05/2007

El Gobierno aprobó ayer un conjunto de medidas para paliar los efectos del temporal de lluvias en seis comunidades: Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Murcia, Madrid y Extremadura. El Consejo de Ministros acordó el procedimiento de urgencia “en lo que respecta a la evaluación, el pago, y la entrega de la ayuda de forma que llegue de la manera más inmediata a los afectados”. La Junta de Castilla-La Mancha destinará un fondo de 300 millones de euros para los afectados que se ampliará si es necesario a medida que se vayan evaluando los daños.

La borrasca se ha desplazado hacia el norte de la Península y hoy se deshará

En algunas zonas la lluvia ha acabado con el 90% de la cosecha, según los agricultores
La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que hasta que no se evalúen los daños en la agricultura, las viviendas, los enseres y los comercios, no se podrá cuantificar el importe total de las ayudas, aunque recalcó que “lo más importante es que les lleguen rápidamente a los ciudadanos”.

Las ayudas se regirán por un real decreto que fue reformado por el Gobierno el pasado 13 de abril para ampliar el abanico de personas susceptibles de recibir ayudas por daños personales y materiales. La nueva norma prevé la concesión de las siguientes ayudas: por muerte o incapacidad absoluta, 15.120 euros; por daños en la estructura de la vivienda, 10.320 euros; por daños no estructurales en la vivienda, 5.160 euros; por daños en enseres, 2.580 euros; por daños en elementos comunes de una comunidad en propietarios o en establecimientos mercantiles, 8.000 euros.

– Ayudas de la Junta. El Gobierno de Castilla-La Mancha, la comunidad más afectada por el temporal, aprobó ayer además un fondo de 300 millones de euros para los afectados por las tormentas de agua y granizo de los últimos días. Un fondo de mínimos, como insistió el presidente de la Junta, José María Barreda, porque se ampliará si es necesario a medida que se vayan evaluando los daños. El decreto aprobado se divide en tres bloques: para familias con viviendas inundadas, para reparación de infraestructuras y para agricultores y empresarios. Se busca además la máxima celeridad y por eso se pedirá documentación “mínima” para poder acceder a las ayudas que van a poder solicitar en las oficinas que se abrirán al efecto en las localidades más afectadas. Las estimaciones de los destrozos que ha ocasionado en el campo, no habían variado ayer. Unas 136.000 hectáreas de viñedo afectadas y 385.000 de cultivos herbáceos en diversas localidades de las provincias de Ciudad Real, Toledo y Cuenca.

Otra cosa es el daño causado en infraestructuras, viviendas y enseres, donde todavía es muy difícil poder calcular el alcance de los daños. Tan sólo en Alcázar de San Juan, donde llovió más en 20 horas que en todo el año pasado, se calcula que alrededor de 1.500 viviendas se han visto afectadas por el temporal pero, según el Ejecutivo regional, hay otros 81 municipios afectados en mayor o menor medida.

La Junta ha habilitado oficinas para que los ciudadanos vayan solicitando las ayudas. Además, a través de las Oficinas Comarcales Agrarias, se recogerá detalladamente el estado en el que ha quedado el viñedo, el cereal y el resto de cultivos afectados. Ayer estaban en marcha las oficinas de Villarrubia de los Ojos y Alcázar de San Juan, ambas en Ciudad Real, y está prevista la apertura de los centros en Campo de Criptana.

– Agricultura. Las organizaciones agrarias, que calificaron la situación de “tragedia histórica”, han recibido con satisfacción las medidas anunciadas, pero subrayaron que la tramitación de los pagos no debe eternizarse y que tiene que darse prioridad a los afectados. Las asociaciones UPA y Asaja cifraron las pérdidas en unos 300 millones y recalcaron que hay zonas con el 90% de la cosecha perdida.

– Mejora el tiempo. La situación meteorológica ha evolucionado en las últimas horas favorablemente. La borrasca fría que ha afectado esta semana a la Península se ha ido desplazando hacia el norte, según el Instituto Nacional de Meteorología y se deshará hoy. A pesar de ello, dos carreteras permanecen cortadas en Castilla-La Mancha. En la provincia de Toledo está cerrada al tráfico la CM-3158 en Quero, mientras que en Ciudad Real está cerrada la CR-6321, entre los kilómetros 0 y 12, en el término municipal de Almedina. Además, Renfe reanudó el servicio en los trenes que conectan Madrid con la Comunidad Valenciana y Andalucía y que estuvieron afectados desde el martes por las lluvias caídas en Toledo y Ciudad Real.

– Temporal político. Otra borrasca, esta vez política, acechó ayer Castilla-La Mancha. Su epicentro fue la localidad más afectada, Alcázar de San Juan. Hasta allí se desplazó el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, acompañado por la candidata a la presidencia regional, María Dolores de Cospedal. Y allí cargó las tintas contra el Gobierno y la Junta, gobernada por el PSOE, a quien pidió que “dé la cara” y visite la zona afectada pues a su juicio hasta el momento “no han estado a la altura de las circunstancias”. El presidente del PP opinó que la actitud de las administraciones es “similar” a la mantenida en el incendio de Guadalajara en julio de 2005, cuando murieron 11 personas y se quemaron casi 13.000 hectáreas.

Lo que Rajoy pasó por alto fue que el presidente castellano-manchego, José María Barreda, hizo un parón en la campaña para visitar el miércoles y el jueves la misma localidad y evaluar los daños ocasionados. El presidente del Gobierno central acudirá el lunes a los municipios más afectados. “El presidente y el Gobierno saben, que la situación de peligro ha pasado y por eso ha decidido posponer su visita a que pase la cita electoral”, dijo ayer María Teresa Fernández de la Vega al término del Consejo de Ministros.

Lluvia de ayudas para los daños del temporal. EL MUNDO, 26-5-2007

El Consejo de Ministros aprobó ayer una serie de ayudas para paliar los efectos del fuerte temporal de lluvia que se ha abatido sobre algunas regiones en estos últimos días, causando cuantiosos daños, tanto en la agricultura como en las casas de miles de personas. Mientras tanto, el Gobierno de Castilla-La Mancha, algunas de cuyas localidades han sido las más afectadas por las tormentas, aprobó en una reunión extraordinaria un fondo de 300 millones para familias, infraestructuras y agricultores. Por su parte, el PP presentó una proposición no de ley en el Congreso para ayudar a los municipios castellano-manchegos y Mariano Rajoy se desplazó ayer a Alcazar de San Juan y Campo de Criptana para acompañar a los damnificados e informarse de la cuantía de los daños. No hay duda de que tanto el Gobierno como el partido que aspira a serlo se han volcado en un tiempo récord con las zonas afectadas por el temporal, sobre todo en Castilla-La Mancha. No queremos ni siquiera pensar que este despliegue de solidaridad tenga algo que ver con el hecho de que las tormentas hayan caído en los últimos días de la campaña electoral para las municipales y autonómicas. Por eso hay que alabar la sensibilidad con la que han reaccionado tanto el presidente Barreda como el Gobierno central y el PP. Suponemos que siempre será así en el futuro.

Castilla-La Mancha aprueba un mínimo de 300 millones para paliar los daños del temporal. EL MUNDO, 26-5-2007
Rajoy critica que el presidente del Ejecutivo aún no haya visitado los municipios afectados por las fuertes lluvias de los últimos días

TOLEDO/MADRID.- Dicen que después del temporal llega la calma, pero tras las fuertes lluvias caídas en los últimos días precisamente ésa no es la palabra que mejor definiría el ánimo de las personas que han visto cómo sus casas se inundaban y sus campos se echaban a perder.

El Ejecutivo de Castilla-La Mancha aprobó ayer un fondo mínimo extraordinario de 300 millones de euros para paliar los daños producidos por las lluvias torrenciales y tormentas de granizo caídas en los últimos días sobre la región. Una cantidad que podría ampliarse si fuera necesario, según precisó el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda.

Una parte de estas ayudas se destinará a aquellas personas o familias cuyas viviendas hayan resultado afectadas por el temporal de lluvia y granizo; otra parte del fondo económico se empleará para reparar las infraestructuras dañadas por la lluvia, como las de carácter educativo, deportivo, social o sanitario; y una tercera partida estará destinada a los agricultores para que puedan reanudar su actividad inmediatamente.

Las organizaciones agrarias recibieron ayer con satisfacción el anuncio de la Junta, pero subrayaron que la tramitación de los pagos no debe eternizarse y que tiene que darse prioridad a los más afectados.

La Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) cifró anteayer en 300 millones las pérdidas en el campo castellanomanchego debido al temporal. En declaraciones a Efe, el presidente de esta entidad, Pedro Barato, señaló que estaban contentos con el presupuesto fijado por la Junta, pero insistió en que «lo que hace falta ahora es que las ayudas lleguen cuanto antes».

«Los afectados no pueden esperar años para cobrarlas porque hay muchos de los que han sufrido los daños que necesitan las ayudas para vivir», prosiguió Barato, quien calificó la situación como «catastrófica».

Como anunció el jueves el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, el Consejo de Ministros aprobó ayer un conjunto de ayudas para paliar los efectos de las lluvias de los últimos días, al tiempo que acordó que se procederá de manera urgente a la evaluación de los daños a través de la Dirección General de Protección Civil, las comunidades autónomas y los ayuntamientos afectados.

Las ayudas aprobadas irán destinadas a las seis comunidades (Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Murcia, Madrid y Extremadura) donde el temporal ha ocasionado más daños.

Procedimiento de urgencia

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció ayer que el Ejecutivo había decidido el procedimiento de urgencia «en lo que respecta a la evaluación, el pago y la entrega de la ayuda, de forma que llegue de la manera más inmediata a los afectados».

De la Vega explicó también que el próximo lunes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, visitará Alcázar de San Juan, el municipio más afectado por el temporal, como pudo comprobar ayer el presidente nacional del PP después de visitarlo.

Mariano Rajoy exigió al Gobierno y a la Junta de Castilla-La Mancha que den «la cara» en este asunto, «que estén aquí y estén a la altura de las circunstancias, porque no lo han estado, y deben resolver los problemas de los ciudadanos», agregó. Asimismo, se preguntó dónde está la unidad militar de emergencias que anunció el presidente del Gobierno.

El líder popular admitió que los acontecimientos son algo que tristemente puede ocurrir pero que «con medidas de prevención los daños habrían sido menores».

El presidente nacional del PP comparó la situación vivida en Alcázar de San Juan con el incendio de Guadalajara, y añadió: «La obligación básica de la Administración es resolver los problemas de las personas cuando éstos se producen».

«A veces se hacen obras, que quedan muy bien, que son muy bonitas y dan mucho gusto inaugurarlas, pero es obligado hacer obras hidráulicas, canalizaciones y conducciones que probablemente, si se hubieran hecho, habrían evitado que se produjeran acontecimientos tan desgraciados y tan tristes como el producido», puntualizó, informa Europa Press.

Además, dijo que le hubiera gustado que la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa; la de Fomento, Magdalena Alvarez; y la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, «hubieran estado aquí».

El presidente llega el lunes. EL MUNDO, 26-5-2007
El Gobierno explica que Zapatero no ha visitado aún la zona para no interferir en la campaña electoral

FERNANDO GAREA

MADRID.- Cuando se produce una catástrofe siempre se debate sobre si los miembros del Gobierno y, especialmente su presidente, deben visitar inmediatamente la zona afectada y a los damnificados. Más aún, si como ahora, todo ocurre en vísperas electorales.

Una vez más, el líder de la oposición se ha adelantado a todos, justo dos días antes de las elecciones municipales y autonómicas.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, llegará a la zona afectada por las inundaciones en Castilla-La Mancha tres días después que el líder del PP, Mariano Rajoy. Irá el lunes porque, según la vicepresidenta, es «especialmente respetuoso con el procedimiento electoral».

María Teresa Fernández de la Vega explicó que «el presidente sabe, y el Gobierno sabe, que la situación de peligro ha pasado y es por eso por lo que ha decidido posponer su visita a que pase la cita electoral». Según dijo, ya han visitado la zona Protección Civil y el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha. De quien no hay noticias es de otros miembros del Gobierno como la responsable de Agricultura, Elena Espinosa, competente sobre zonas afectadas, o la de Fomento, Magdalena Alvarez, sobre la que recae la gestión de las líneas ferroviarias que resultaron afectadas, por ejemplo.

La portavoz del Gobierno explicó que lo importante ha sido que el Consejo de Ministros, de forma urgente, aprobara ayer las ayudas a los afectados. Al parecer, en el seno del Gobierno se ha debatido la conveniencia de que Zapatero hubiera acudido ayer mismo, pero se asegura que no se consideró conveniente coincidir con Rajoy. Tampoco que la visita se produjera hoy en la jornada de reflexión para evitar las acusaciones de electoralismo o que fuera recibido con protestas.

Salvando las diferencias, ya ha habido algunos precedentes, por ejemplo, en los meses que tardó Aznar en visitar la zona afectada por el vertido del Prestige, en la demora de una semana de Zapatero en visitar la zona afectada por el incendio de Guadalajara en el que murieron 11 personas, o en los cinco días que tardó en visitar la T-4 en enero. También en esas ocasiones el líder de la oposición llegó antes al lugar de los hechos, pero en ambos casos sí fueron otros miembros del Gobierno como Fernández de la Vega y Rubalcaba. Esta vez no han ido.

«El agua venía como el mar, y eso daba miedo» ABC, 26-5-2007
PILAR ATIENZA

ALCÁZAR DE SAN JUAN. La ciudad comienza a recobrar la normalidad después de que el agua que inundaba los barrios del sur fuera desapareciendo durante la jornada de ayer. Los sistemas de drenaje ya no estaban al 100% de su capacidad y admitían todo el agua que estaba por debajo de la «cota cero», indicó el alcalde, José Fernando Sánchez Bódalo. Las casas continuaban con grandes cantidades de agua, barro y lodos y la imagen más repetida era la de los vecinos intentando limpiar los restos de la catástrofe.

Y aunque la avalancha ha pasado, los afectados continúan conmocionados. Una vecina del barrio La Paz explicó a ABC que la calle que sale justo enfrente de su vivienda «venía como el mar, eso daba miedo, no sabíamos qué hacer con los niños, con dos mayores que tenemos en casa, era como el mar, era como el mar», repitió.

Un grupo de voluntarios montó una brigada de ayuda de limpieza en los domicilios de los afectados, un servicio que coordina el Ayuntamiento, que ayer proporcionó alojamiento en hoteles a las pocas familias pendientes de regresar a sus casas. El resto de los más de 500 evacuados ya están en sus domicilios cuantificando los daños para plasmarlos en un preimpreso que ha creado el Consistorio con el fin de servir de adelanto a las ayudas de urgencia de Castilla-La Mancha y del Ejecutivo Central.

Hasta última hora de la tarde se mantuvo en Alcázar el dique de contención que se colocó en la rotonda del Cementerio, un talud que actuaba de refuerzo de protección del dique natural que forma la vía del tren. La masa de agua de más de un millón de metros cúbicos que tenía detrás también bajó ayer considerablemente.

En Campo de Criptana, el granizo causó el derrumbe de tres viviendas y destrozos en otras, además de edificios y mobiliario público. Ayer continuaban realojados en edificios públicos unas quince personas.

Sólo el 20% de los viñedos están asegurados contra las inundaciones. ABC, 26-5-2007
MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO. MADRID.
26-5-2007 09:04:59
En el sector del viñedo está lloviendo sobre mojado. Este viernes ABC adelantaba la intención de la Comisión Europea de que nuestro país arranque 200.000 hectáreas de viñedos a cambio de dar al agricultor 7.200 euros por hectárea. Pero el temporal de lluvia y granizo de esta última semana todavía pone más en peligro la supervivencia de este sector, ya que los bajos precios de la uva (0,16 euros el kilo) han provocado que la mayoría de los agricultores hayan dejado sin asegurar sus cultivos. Según datos de Asaja, sólo el 20% está asegurado, y las primeras estimaciones de pérdidas superan ya los 300 millones de euros.

A la hora de escribir estas líneas sigue lloviendo y tendrán que pasar unas semanas hasta conocer el alcance de los daños, pero lo cierto es que muchos de los agricultores dedicados al cultivo de la viña van a ver la campaña de este año perdida y prácticamente la mitad de la siguiente, como confirmó a este periódico Pedro Mayoral, responsable de la Correduría de Seguros de la Unión de Cooperativas Agrarias de Castilla-La Mancha.

Pedro Mayoral vive en Alcázar de San Juan, donde la cosecha de este año se da por perdida. Asegura que en esta comunidad sólo entre el 25 y el 30% de las explotaciones vitivinícolas están aseguradas.

El sistema del Seguro Agrario lleva funcionando 27 años. Cubre todo tipo de siniestros, los más comunes, el pedrisco y la helada. A ello se incluye un «paquete de riesgos excepcionales», entre los que se encuentran las lluvias persistentes, las inundaciones-lluvias torrenciales, el viento huracanado y el incendio. El agricultor debe pagar alrededor 1,20 euros por cada 100 kilos de producción, según comenta Mayoral es el precio medio que se paga en Ciudad Real, si bien puede llegar a costar, dependiendo de la región, hasta 3 euros.

Mayoral explica que si los agricultores no aseguran su cosecha es porque «el seguro es caro». Reconoce que el «riesgo» de este tipo de seguro es «muy alto», mientras que el agricultor trabaja casi sin márgenes por los precios del kilo de uva, y «el primer coste que se quita es el del seguro».

Casi la mitad, subvencionado

No obstante, el seguro agrario está subvencionado y el agricultor suele pagar prácticamente la mitad, ya que el otro 40% está subvencionado a través de la Entidad Estatal del Seguro Agrario (perteneciente al Ministerio de Agricultura, que destina el 30% de su presupuesto anual a esta materia) y de la propia autonomía, y se aplican descuentos, dependiendo de si el que lo solicita pertenece a una organización de productores o si ha contratado un seguro en años anteriores, entre otras muchas cuestiones.

Desde 2004 hasta ahora hay entre un 20 y 25% menos de asegurados. Mayoral confirma que en Castilla-La Mancha de 40 millones de euros que cobraba Agroseguro por primas de seguros se ha pasado a 30 millones, «y eso que los viñedos no han desaparecido».

Castilla-La Mancha es una de las regiones que más hectáreas tiene dedicadas a viñedos, con cerca de 26.500 toneladas métricas de uva producidas en 2006, según los datos provisionales de Agricultura.

Las últimas tormentas han afectado sobre todo a la zona de «Denominación de Origen Mancha», según confirma Mayoral, quien enumera las comarcas de Ciudad Real, Toledo y Albacete. Mayoral calcula que unas 135.000 hectáreas se han visto afectadas, con unas pérdidas que rondarán entre 180 y 200 millones.

«Arranque involuntario»

A ello se tendrán que sumar las cepas que se van a tener que arrancar, ya que una vez que se drene el agua acumulada es «posible» que muchas cepas tengan podridas sus raíces y se tendrá que proceder a un «arranque involuntario».

Según los datos de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), cerca del 20% del coste y de las subvenciones de este organismo se corresponden con el sector vitícola (ver cuadro). Este sector representa el 10% de la producción vegetal del país. En 2005 el sector produjo más de 6,6 millones de toneladas métricas de uva.

Jornada de reflexión pasada por agua en Alcázar de San Juan. EL PAÍS, 27-5-2007
Los vecinos del pueblo más castigado por el temporal de lluvia pasaron el día achicando agua de sus casas y evaluando daños
NATALIA JUNQUERA – Madrid – 27/05/2007

Los habitantes de Alcázar de San Juan tuvieron poco tiempo ayer para meditar su voto, concentrados todos los esfuerzos en achicar el agua que quedaba en sus casas, secar los muebles y calcular los daños para hacer sus reclamaciones. La jornada de reflexión estuvo pasada por agua: por la que sacaban los vecinos de sus casas y por la que seguía cayendo, porque ayer todavía llovía, aunque con mucha menos violencia, en esta localidad de Ciudad Real, la más castigada por el temporal. 23 personas todavía no han podido regresar a sus hogares y hay cerca de 1.500 viviendas afectadas, 10 de ellas con graves daños.

“Hemos dejado los colegios electorales en perfecto estado de revista”, dice el alcalde
“Hemos recuperado la normalidad en un 95%. Ya hemos limpiado de barro 14 hectáreas. Quedan 23 personas que no han vuelto a sus casas, alojadas en hoteles y residencias porque son gente mayor, enferma o con niños pequeños. Había un colegio electoral afectado y ya está en perfecto estado de revista. Hemos batido el récord de eficacia, en 24 horas, gracias a un ejército de profesionales y de voluntarios”, afirmó ayer el alcalde del pueblo, José Fernando Sánchez, que, tras visitar la zona más afectada y prueba de que la normalidad, en efecto, había regresado a la localidad, casó ayer a una pareja.

“Hemos pasado el día achicando agua, porque en mi casa sale agua de todas partes, de las baldosas de las paredes…”, lamentaba ayer Antonia, de 59 años y vecina afectada. “Achicando, secando con mantas y muy pendientes del cielo, porque aquí sigue lloviendo y se te ponen los pelos de punta de pensar que pueda volver a pasar lo que pasó. Nos llevamos un susto horrible el jueves con mi madre, que tiene 95 años, mi nieto de cuatro meses, mi marido enfermo y el agua entrando por todas partes. No se me olvidará nunca el ruido que hacía el agua pasando por mi calle como un río y arrastrando todos los coches que estaban aparcados”, añade.

“El dique que amenazó con desbordarse lleva construido 150 años y nunca había dado un problema, pero con la naturaleza nunca se sabe. Vamos a preparar un plan para minimizar el riesgo. Precisamente en esa zona está prevista la construcción de una carretera periurbana”, afirmó el alcalde.

Los peritos dieron ayer su primer paseo por el pueblo para evaluar daños. El Consorcio de Compensación de Seguros ha cifrado provisionalmente en 9,08 millones de euros las pérdidas, informa Efe. La Junta de Castilla-La Mancha ha aprobado un fondo de 300 millones de euros para los afectados y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, visitará el pueblo el lunes.

Agua a mares en ¿Villasequilla?. EL MUNDO, 27-5-2007
La noche del miércoles, el arroyo Cedrón no aguantó la tromba de agua que había caído en los pueblos de más arriba y anegó la estación de ferrocarril y el campo de fútbol. Por

Pascual García

Los fundadores de Villasequilla, los que le pusieron el nombre, no andaban por el pueblo la noche del pasado miércoles cuando los riachuelos que alimentan el arroyo Cedrón vinieron cargados como nadie recuerda y anegaron el apeadero de Renfe y el campo de fútbol.

La cosa, por lo que cuentan, fue un visto y no visto. Más bien fue un no visto porque, según Oliver, un vecino de Villasequilla, «por la tarde se podía pasar por el camino que lleva a la estación, pero, ya por la mañana, estaba todo inundado, así que lo peor debió de pasar por la noche».

El arroyo Cedrón es un cauce habitualmente tranquilo, pero el otro día se puso bravo. «Todas las trombas que cayeron en Villarubia de los Ojos, Tembleque, La Guardia y otros pueblos del lugar ha llegado aquí y el cauce no lo ha aguantado», explica Oliver.

Las violentas tormentas caídas estos días en los pueblos castellanomanchegos han supuesto pérdidas millonarias en los cultivos de la zona (vid, olivares, cereal), que aportan buena parte del sustento de muchas de las familias de la comarca. En Villasequilla, que también alberga una gran instalación industrial cementera, las aguas del Cedrón no provocaron daños en las cosechas, pero sí afectaron a algunas infraestructuras.

La estación de tren, cuyas vías acompañan durante un buen trecho el recorrido del arroyo -estos días parecía algo más que un arroyo -, quedó completamente aislada del pueblo y anegada. Por la mañana del jueves no había forma de acceder hasta allí a no ser que uno tuviera un tractor con unas ruedas de dos metros de alto y medio metro de ancho. En Villasequilla hay tractores así y uno de ellos, el de Mariano, pasó por allí y pudimos atravesar el caudal y acercarnos hasta el otro lado. Desastre total. Y eso que la autoridad reaccionó rápido y, para el mediodía, Rubén, un operario que manejaba con solvencia una especie de oruga verde y que había venido de Madrid esa misma mañana llevaba ya unas cuantas horas intentando despejar la zona de agua y de lodo.

También en la otra orilla del Cedrón tiene Marciano Maestro Jerez, de 84 años, una bodega-vivienda. «Aquí se está muy fresquito en verano y en esa cama me echo unas siestas muy buenas», decía Marciano mientras señalaba con el dedo índice una estancia empapada de agua y de barro. «Ahora», explicaba, «esto lo lleva mi hijo, pero yo me he venido a primera hora para sacar el agua. Cuando he llegado, las botellas flotaban por la bodega y ahora llevo un rato con la bomba puesta. Hemos tenido suerte porque las botellas que había no han sufrido otro daño que el de flotar en el agua y porque la tromba no ha afectado al campo y porque aquí no tuvimos pedrizo». Mariano Maestro no recuerda una crecida así del Cedrón. «Con esta violencia y con esta rapidez no recuerdo otra. La verdad que no la recuerdo», confiesa.

Villasequilla es una localidad de unos 3.000 habitantes, según el camarero de uno de los bares del lugar. El acondicionamiento del apeadero correrá a cargo de Renfe, pero algo del presupuesto municipal de este año habrá que invertir, seguramente, en el acondicionamiento de las instalaciones municipales deportivas. El campo de fútbol quedó la noche del miércoles al jueves completamente anegado. Así que los jóvenes del lugar, que juegan allí al fútbol siete, decidieron cambiar el balón por la bicicleta y hacerse unos largos en la balsa sobre sus mountain bike.

«Ya hemos acabado el campeonato y nos hemos quedado segundos en la Liga escolar. Aquí, ahora, no se puede jugar, pero en el polideportivo, sí. Hoy entrenaremos allí», afirma uno de ellos. Montados en sus bicis, los componentes del San Isidro -que así es como se llama el equipo de Villasequilla en la Liga escolar- hacían surfing sobre ruedas, derrapes y caballitos sobre el lodazal. Ponen precio a la acrobática sesión de alardes frente a la cámara para que, en el caso de que no salga la foto en el periódico, por lo menos aparezcan sus nombres y poder enseñárselo a las chicas del pueblo. Andaban por allí Christopher, Dani (El Piti), Edu (Conejo), Pedro (Cutito), Javi (El comandante Truman), Francisco (El Conga) y Jesús (El Chuqui). «No será por lo del muñeco diabólico», se me escapó. «Por supuesto, bolo», contestó Jesús, de 12 años, sin dudar un sólo segundo.

LLuvia de millones en los campos anegados. EL MUNDO, 27-5-2007
Coincidiendo con el último día de las elecciones municipales y autonómicas las autoridades políticas han respondido con ‘urgencia’ para habilitar un programa de ayudas en forma de millones de euros para contrarrestar los efectos de las inundaciones, sobre todo en Castilla-La Mancha. Los daños en las cosechas pueden superar los 400 millones. Por

Francisco Núñez

Ninguna catástrofe natural había tenido hasta ahora una respuesta tan inmediata de las autoridades políticas. Obviamente, las fechas, en plena campaña electoral, han influido. Sin que se conozcan realmente los daños, dos días tan sólo después del momento más crítico de las inundaciones en la comunidad de Castilla-La Mancha, el Gobierno autónomo ha aprobado un decreto por el que habilita un fondo extraordinario de 300 millones de euros ampliables (que incluye líneas de créditos blancos o preferentes «sin determinar todavía los tipos y las condiciones», según fuentes de este ejecutivo autonómico, a fondo perdido y aportaciones directas) para ayudar a los agricultores, ayuntamientos y particulares afectados por las inundaciones y las tormentas de pedrisco.
El mismo día, último de la campaña de las elecciones autonómicas y locales, el Gobierno aprobó en Consejo de Ministros un Acuerdo en el que insta al Ministerio del Interior para proceder «de forma inmediata a la valoración de los daños y a la tramitación de las ayudas» en las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Murcia, Madrid y Extremadura.

En realidad, para evitar acusaciones políticas ante la jornada de reflexión electoral, el Ejecutivo no ha querido aprobar otro real-decreto, como los 13 que ha llevado hasta ahora al BOE relacionados con catástrofes. Sin embargo, en estas 13 situaciones de emergencia, la actuación del Gobierno, y de los ejecutivos autonómicos, tardó en llegar, ya que los reales-decretos se aprobaron varios meses después. En estos casos, tampoco se produjo un acuerdo del Consejo de Ministros como el de este viernes.

Sólo hay una actuación parecida a la actual. Con prontitud actuó el Ejecutivo en las inundaciones del Ebro, pero también se produjeron en pleno proceso preelectoral. Los desbordamientos sucedieron entre finales de marzo y principios de abril. Y sólo una semana después, el BOE publicó un real-decreto de medidas urgentes para reparar los daños causados. El diputado del PP Angel Pintado lamentó en el debate de su tramitación parlamentaria que se incluyera a Cataluña «porque no consta que haya habido ni una sola afección». La precipitación fue tal que un mes más tarde el BOE publicó otra norma para corregir errores. Sin embargo, en este caso, la actuación de la comunidad aragonesa fue algo más tardía ya que hasta el 8 de mayo no estableció sus propias «medidas urgentes» por un importe de seis millones de euros.

Más lenta fue la norma del Gobierno para paliar las consecuencias de las lluvias persistentes en Murcia que afectaron a la uva de mesa. Según su preámbulo, las lluvias se produjeron «en los últimos meses de 2006», pero el real-decreto no llegó al BOE hasta el 4 de mayo de 2007, más de seis meses despúes de «los daños excepcionales por condiciones climatológicas adversas».

De las afectadas por las trombas de agua y las tormentas de granizo, Castilla-La Mancha ha sido la comunidad más castigada. Según las organizaciones agrarias, más de 500.000 héctareas de cultivo han resultado afectadas, sobre todo de viñedo y cereal (también de olivar, ajos, cebollas, girasol, remolacha, frutas…). Sólo en Ciudad Real han resultado dañadas más de 120.000 hectáreas con un grado de pérdida por encima del 80% del viñedo y de más del 60% del cereal en las zonas de Campo de Criptana, Alcázar de San Juan, Bolaños y Tomelloso (la mayor cooperativa de Europa, Virgen de las Viñas, ha perdido el 40% de la producción).

En Toledo, los daños son del 100% en todos los cultivos de Madridejos y Bolaños. En Cuenca, la comarca más afectada en La Manchuela en viñedos y cereales sustancialmente, pero también se teme por la reciente siembra del girasol, que no ha nacido todavía y que seguramente no pueda hacerlo. Y en Albacete, la Sierra de Alcaraz, Sierra de Montiel y Hellín han perdido más de 50% de las cosechas hortícolas.

Los daños, que deberán ser evaluados por los peritos de las compañía de seguros Agroseguro (que reúne al pool de las principales entidades aseguradoras), pueden superar según estimaciones de Asaja (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) los 300 millones de euros sólo en la comunidad de Castilla-La Mancha.

Los afectados esperaban, sin embargo, que el Consejo de Ministros aprobara el viernes ayudas concretas para los agricultores que se encontraban en periodo de ampliación de la póliza del seguro contra el pedrisco, incendios y lluvia torrencial del cereal (cuyo plazo se inicio en marzo y expira el 1 de junio) y muchos de ellos, quizá para ahorrar parte de la póliza, todavía no la habían suscrito. Incluso hay muchas situaciones en que, habiendo contratado y abonado el seguro (las primas están subvencionadas en un 50% por las autonomías y el Ministerio de Agricultura), no tiene cobertura legal porque existe un periodo de carencia de siete días para que sea operativo.

Los daños globales en los cultivos son difíciles de cuantificar porque las aguas siguen en los campos y los peritos (Agroseguro tiene una plantilla de 270, de los que 75 están adscritos a Castilla-La Mancha y 76 a Castilla y León) no han podido todavía entrar. Tendrán que evaluar por encima de las 60.000 parcelas.

El drama puede ser importante porque de todos los cultivos asegurados, sólo el del cereal es el más suscrito (el 80% de la producción tiene una póliza, anque la cifra baja al 60% en Castilla-La Mancha). Sólo el 40% de la uva está asegurada (y la comunidad manchega resulta que produce el 50% nacional y más o menos el 50% del vino de España) y sólo el 5% de la producción del olivar.

Hasta el momento, según la directora general de Agroseguro, Inmaculada Poveda, «de toda España, sólo hemos recibido partes de siniestros que afectan a 87.000 hectáreas, la mitad de Castilla-La Mancha» y se corresponden a las tormentas con granizo que se venían produciendo en los días anteriores a las inundaciones. Poveda reconoce que la cuantía de las indemnizaciones va a resultar elevada. Hasta ahora en 2005, el peor año climatológico para el campo, se produjeron unos 60.000 siniestros por 601 millones de euros. Los que no tengan seguro agrario no podrán cobrar ningún tipo de ayudas especiales porque, según reconoce Fernando Burgaz, director general de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios «el Plan de Seguros para el campo no permite conceder ayudas extraordinarias por riesgos asegurables». Lo que sí va a ocurrir es que podrán cobrar una compensación aquéllos que habitualmente suscriben seguros y que en este año no lo habían hecho.

De todas formas, al menos eso se desprende del decreto del Gobierno de Castilla-La Mancha, se habilitarán ayudas para quienes no tenían ningún tipo de aseguramiento, entre los que se incluyen los ciudadanos que hayan resultado afectados en sus viviendas y sobre todo ayuntamientos que han visto deterioradas su infraestructuras.

Lo cierto es que las inundaciones se han llevado por delante también entre 60.000 y 100.000 hectáreas de cereal y viñedos de Castilla y León, en concreto de la comarca de Ribera del Duero, que podría haber perdido buena parte de las cepas de 3.500 hectáreas, informa Julián Ballesteros. Las asociaciones agrarias han dado la cifra de 21 millones de euros en pérdidas. Los agricultores reclaman ayudas urgentes y las autoridades han solicitado la declaración de zona catastrófica en pueblos de Valladolid como Olmedo, Santa Eufemia del Arroyo y Villafrechós. Según Asaja, en Zamora, en la zona de Benavente y Los Vallés, han resultado afectadas entre 14.000 hectáreas de maíz y remolacha; y en Toro, han sufrido daños 4.000 hectáreas de uvas.

En Extremadura, la zona más afectada por el temporal ha sido el valle del Jerte, donde el pedrisco ha destrozado el 85% de la cereza temprana y un 50% de la tardía. Las perdidas superan ya los 18 millones de euros, con el agravante de que el 95% de las 4.000 familias que viven de este cultivo no tienen contratado ningún seguro agrícola.

Y en Jaén las fuertes lluvias han efectado sobre todo al olivar de la Sierra de Segura y de algunas de las localidades de Sierra Mágina. Más del 80% de la producción se ha perdido. La zona ya resultó afectada hace dos años por las heladas y las nevadas. Muchos de ellos tuvieron que ser podados de raíz y se han perdido las campañas de recolección. Sólo en la Sierra de Segura se han perdido 15.000 hectáreas. Desde Asaja se destaca que reponer cada hectárea costará unos 1.000 euros de media; sus cáculos llegan hasta los 20 millones de euros. Pero probablemente el olivo dejará de producir otro año más, informa Andrés Moya.

Alcázar de San Juan regresa a casa. ABC, 27-5-2007
POR PILAR ATIENZA. ALCAZAR DE SAN JUAN.
27-5-2007 11:43:06
Una brigada de limpieza formada por jóvenes voluntarios está colaborando para que la normalidad vuelva a las viviendas de las personas mayores y dependientes de Alcázar de San Juan después de la riada y las inundaciones. Tantos jóvenes se prestaron para esta labor que han sido capaces de hacer el trabajo de todo el fin de semana en una tarde.

La necesidad, y sólo esta circunstancia, es la que ha hecho que se solicitara este servicio. Nadie está abusando y mientras se continúa retirando barro y lodos, los vecinos hacen sus primeras estimaciones de pérdidas, lo que les hace venirse abajo. «Esto es una pena, para tirarlo todo, ni el frigorífico, ni el mueble del salón se salvan, todo para tirar», expresaban los afectados. En las calles de la tragedia ayer se podían ver colchones, lavadoras, mesas y diversos enseres que las inundaciones han dejado inservibles.

La oficina de reclamación y la de valoración de daños está trabajando sin descanso, así como los servicios de limpieza que durante las 24 horas del día pasan por las calles hasta en dos ocasiones para intentar dejarlas como estaban antes de la catástrofe y ya han limpiado 18.000 hectáreas afectadas.

Los servicios técnicos vuelcan desde ayer sus esfuerzos en reconducir el agua en las zonas periféricas, especialmente en el Arroyo del Combral, por el que circulan las aguas procedentes de los cerros donde se había acumulado una importante masa de líquido que puso en peligro el dique natural de la vía del tren. Tanto el ferrocarril como el tráfico de las carreteras CM-400 y N-420 están restablecidos.

Ayer quedaban 23 personas que no habían podido volver a sus domicilios y que permanecen alojados en un hotel, la mayor parte de ellos, otros en una residencia de mayores, en una vivienda tutelada y uno de ellos en el Hospital La Mancha Centro, por requerir medicación especial. El alcalde, José Fernando Sánchez. urgió una reunión con los agricultores afectados en la pedanía de Cinco Casas y con las compañías de seguros. Las cosechas de melón, pimiento y otros productos se han perdido.

Las riadas no cambian el voto de los vecinos de Alcázar de San Juan. EL MUNDO, 28-5-2007
Los habitantes de la localidad de Ciudad Real más afectada por las inundaciones detuvieron las labores de limpieza para acudir a las urnas

NOEMI FERNANDEZ-PACHECO. Corresponsal

ALCAZAR DE SAN JUAN (CIUDAD REAL).- Alcázar de San Juan se despertó ayer con un día soleado en el que los vecinos acudían a votar con normalidad. Casi nada recordaba las lluvias de los últimos días, que anegaron parte de la localidad, con más de 500 desalojados y los cultivos destrozados.

Las calles estaban limpias aunque las manchas de barro y la marca del agua en las fachadas daban una idea clara de por dónde habían pasado las riadas. Sin embargo, al visitar uno de los barrios más afectados, como el de Hermanos Lagunas, no todo era tan normal como parecía. Los vecinos seguían limpiando sus casas y en la calle se veían muebles, colchones y otros enseres que daban cuenta de los estragos que causó el agua, paradójicamente, en una de las provincias que más ha sufrido la sequía en los últimos años.

Lo cierto es que los afectados han asumido con bastante calma el desastre. En un día como el de ayer, la mayoría afirmaba que había ido a votar a primera hora y quienes aún no lo habían hecho, tenían pensado acercarse por la tarde. Lo sucedido no había influido en su decisión de voto, según comentaron.

El colegio público Juan de Austria, situado en la zona afectada, recibía, limpio como una patena, a los alcazareños que acudían especialmente vestidos para ejercer su derecho al voto. Resultaba increíble que el pasado jueves estuviera cerrado porque el agua había entrado por sus puertas y alcanzado más de medio metro de altura.

Ayer, las mesas electorales y las urnas ocupaban el sitio de los pupitres y el suelo no tenía rastro de barro. De hecho, uno de los vocales aseguró que la mañana se desarrollaba a buen ritmo. Es más, la gente no se arremolinaba para comentar lo sucedido, aunque, en las mesas y mientras votaban, algún comentario sobre el agua que habían recogido sí que se escapaba. Casi todos fueron a votar, casi todos tenían claro a quién y casi ninguno había cambiado su intención por una catástrofe de la que, según los vecinos, nadie es culpable. En casa de Jesús Gallego, en el barrio Hermanos Lagunas, pocas cosas sobrevivieron a la inundación, pero entre las que no mostraban humedad se encontraban las papeletas de voto. A pesar de que tenía dudas, decidió ir a votar: «Conmigo y con mi madre, de 90 años, las autoridades se han portado muy bien», indicó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: